Varias asociaciones estudian estrategias para mantener el poder de decisión de las pymes en el territorio

Gipuzkoa tiene una larga tradición industrial, tal y como ponen de manifiesto los datos del territorio. Existen en Gipuzkoa más de 900 pymes industriales que en su conjunto generaron más de 30.000 puestos de trabajo en 2015, casi la mitad del empleo total de la industria de Gipuzkoa. Se trata de empresas consolidadas. De hecho, más del 40% operan en este territorio desde hace más de treinta años. A lo largo de este tiempo han acumulado conocimiento y experiencia, lo que en muchos casos les ha permitido presencia en los mercados internacionales. Más del 50% exporta fuera del Estado.
Pese a ello, la realidad sucesoria de las pymes guipuzcoanas es una gran desconocida y apenas existen datos al respecto. Para paliar ese déficit de información, Deusto Business School, Fundación Antonio Aranzábal, la Asociación de la Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME), y Diputación de Gipuzkoa ponen en marcha un proyecto que presentan hoy en Donostia, para promover comportamientos empresariales que garanticen el mantenimiento de la generación de riqueza para el territorio y su ciudadanía.
En concreto, el proyecto aspira a impulsar la actividad de las pymes industriales y de servicios conexos a la industria de Gipuzkoa, diseñando estrategias de transmisión, tanto para pymes familiares como no familiares, con el fin de retener el poder de decisión en el territorio y garantizar con ello la continuidad de la generación de riqueza.